Simbología.

Adán y Eva. ¿Hubo infidelidad?

¿Pudo suceder? ¿Pudo haber una infidelidad entre Adán y Eva?

Seamos creyentes o no, haber nacido y crecido en la sociedad occidental implica tener conocimiento de la religión cristiana.

Todos conocemos el mito de Adán y Eva. Cómo Eva mordió la manzana ofrecida por la serpiente para así alcanzar el conocimiento de Dios y equipararse a él. Y cómo ese hecho dio pie a la expulsión del Paraíso.

¿Pero y si, basándonos en la simbología, podemos extraer otro significado de la historia?

El otro día tuve una conversación que me llevó a plantearme esa posibilidad y es que, los elementos clave del mito podrían servir para explicarlo de una forma distinta.

¿Y si en realidad el mito de Adán y Eva habla de una infidelidad?

No, no me refiero a la infidelidad a Dios que se interpreta desde tiempos ancestrales. No hablo de la traición hacia Dios, sino de una traición hacia Adán.

¿Por qué lo digo?

Adán y Eva.
Cuadro de Adán y Eva, de Rubens.

En el relato clásico recogido por la Biblia se habla únicamente de Adán y Eva viviendo en el Paraíso, sí. Pero existen numerosos relatos apócrifos en los que se habla de más seres humanos creados también por Dios. Estos relatos son clave en mi teoría, pues de existir sólo Adán y Eva, no habría posibilidad de una infidelidad. Sin embargo, existiendo más personas, la posibilidad estaría ahí, presente.

La simbología religiosa y cultural juega además un papel muy importante en lo que planteo. ¿Por qué?

Por que tanto la manzana como la serpiente en la que, según la Biblia, estaba transformado el Diablo, tienen marcados significados sexuales.

La manzana, puede ser representada como el fruto de la sabiduría, de acuerdo. Pero tiene también en la cultura clásica un significado mucho más sexual, relacionado con el placer carnal. Acordémonos de cómo la historia de una manzana de oro en la mitología griega fue lo que finalmente dio pie a que Afrodita hiciera que Helena de Troya se enamorara de Paris, desencadenando una de las más famosas guerras de la Antigüedad.

La serpiente, por otro lado, tiene también un significado adulto. Y es que desde la época de los menhires y los obeliscos, pueden encontrarse representaciones de este animal en relación al órgano sexual masculino.

Y todo esto, ¿Cómo lo interpretamos?

Si nos basamos en la existencia en el Paraíso de más seres humanos además de Adán y Eva y tenemos en cuenta el significado sexual de la manzana y la serpiente, podríamos interpretar que la serpiente representara en realidad a un hombre que le ofreciera a Eva el placer sexual representado por la manzana y ella lo aceptara. Y así, el mito hablaría en realidad de la primera infidelidad de la historia.

No olvidemos que, además de la expulsión del Paraíso, Dios condena a Eva a sufrir los dolores del parto y, para que haya parto, previamente tiene que haber una relación sexual.

Esta teoría daría lugar a otra que indicaría que al menos uno de los hijos de la pareja (Caín) no sería hijo de Adán. Esto podría estar relacionado con cómo acabó matando a su hermano Abel y la predilección que sentía Dios hacia este.

Pero ya hablaremos de eso otro día.

 

Si te ha gustado este artículo, y te gusta la mitología… ¡Hay ángeles en mi portfolio!

 https://annesancar.es/portfolio/angel-enjaulado/

Y si te interesan los textos apócrifos… El Génesis escrito en primera persona, un artículo muy interesante de El País: https://elpais.com/cultura/2018/03/26/actualidad/1522088525_381854.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *